Martes 27 de Junio de 2017 , Revista semestral , año 8 , número 14

Departamento de Estudios en Educación

¿Quiénes somos?

Coordinador (a) del número: Nayeli Quevedo Huerta, Ducange Médor y Beatriz Adriana Bustos Torres

"Políticas de educación superior." Año 8, núm. 14, Enero-Junio, 2017

En los últimos treinta años, el mundo de la educación superior ha pasado por numerosos cambios. Ha enfrentado transformaciones cuyas manifestaciones pueden evidenciarse en la diversificación de las instituciones tanto públicas como privadas, la heterogeneidad de los estudiantes, la diversidad de las formas de gobierno, los intentos de modernización y control de financiamiento ideados por y para las instituciones, y las propias transformaciones de los actores que las integran.

A la par de estas mudanzas, el papel de las instituciones de educación superior como formadoras y proveedoras de ciudadanos y profesionales idóneos para el desarrollo social, económico, cultural y político del país, ha sido a menudo sometido a debate cuando no francamente cuestionado. Además de los cuestionamientos sobre la ideoneidad o la pertinencia de la educación superior, las instituciones encargadas se han venido enfrentando a nuevos desafíos, para los cuales no siempre han tenido soluciones, o a menudo éstas han sido erráticas y de corto alcance. Ello para decir que la educación superior mexicana y latinoamericana se ha visto desafiada en las últimas décadas por viejos y nuevos problemas que han demandado la adopción de diversas políticas públicas. Las instituciones y actores involucrados en la provisión de este servicio educativo han tenido que enfrentarse a cuestiones relativas a la ampliación de la matrícula, a la atención a grupos otrora excluidos de la educación superior, a la necesidad de diversificar las fuentes de financiamiento, a las exigencias del Estado en relación a la calidad y la evaluación, al imperativo de mayor vinculación entre sectores de la sociedad, a la integración de las nuevas tecnologías de información en el quehacer educativo, a la generación de conocimiento y de soluciones a los problemas nacionales, a la capacidad para adaptarse a un mundo sumamente dinámico, global y competitivo. Las decisiones adoptadas para atender estas nuevas realidades no han sido suficientes y sus impactos han resultado muchas veces precarios, cuando no perversos.

Hoy más que nunca la educación superior en México y en América Latina (por no decir en todo el mundo) vive circunstancias particularmente desafiantes: realidades sumamente cambiantes y diversas que exigen nuevas políticas de formación, de desarrollo de  capacidades y aptitudes para  adaptarse a un entorno de incertidumbre. Estas y otras situaciones hacen que sean imperiosos el análisis, la discusión, la crítica informada y las propuestas razonadas en torno a las políticas públicas de educación superior.

Contenido

Editorial

Anayanci Fregoso Centeno
Anayanci Fregoso Centeno

Eje temático